Dibucedario 2020

El año pasado, en el mes de enero, propuse en las redes un reto. Lo llamé dibucedario. Consiste en dibujar cada día un garabato, a libre albedrío, inspirada en una letra del abecedario, una por día. Así de sencillo. El resto tuvo una acogida estupenda. Docentes y no docentes se unieron a ella, compartiendo sin vergüenza y como creatividad sus dibujos.

Este enero de 2020 he relanzado el reto. Aquí podéis entrar en el sites que lo presenta. En las redes sociales comprobaréis las decenas (o más) de personas de toda España han vuelto a lanzarse a garabatear. Instagram, Twitter y Facebook. Os pongo algunos ejemplos.

La maestra Dolores Ojeda, después de terminar su dibucedario, se lo propuso a sus alumnos.
Aquí tenéis otro ejemplo.
Y aquí su dibucedario de riojanismos.
José Blas García hizo un dibucedario basado en las matemáticas. Un valiente. Y así de bien le quedó.
Paqui Sanchis hizo uno para el día de la paz.
Mirad el excelente dibucedario de miriam sobre mujeres en la Historia.
Y qué me decís del dibucedario de Henar Moros sobre tipografía, forma y color.
Fabiola nos propuso un dibucedario de pintores. ¡Guay!

En esta ocasión, me decidí a hacer mi dibucedario en un formato redondo, que después pudiera imprimir y convertir en chapas. Aquí podéis ver el resultado y descargar cada ilustración en alta calidad y los vídeos del proceso de trabajo. Me salí del plazo de enero, pero al fin lo terminé. Me lo he pasado genial, descubriendo nuevas posibilidades creativas.

Nos vemos en el próximo dibucedario. En enero de 2021. Afilad vuestros lápices, desempolvad vuestra creatividad, sin miedo, disfrutando.

Por cierto, ya tengo mi insignia.

Eva y el políptico de Gante

Estoy leyendo Leer la pintura, de Nadeije Laneyrie-Dagen, y entre las obras que analiza me gustó especialmente el políptico de Gante, una obra monumental de los hermanos van Eyck. Dentro de la obra, además del magistral talento para el detalle, el misterio de los símbolos religiosos y la singular odisea que vivió esta obra a lo largo de sus casi cinco siglos de existencia, destaca la figura de Eva, uno de los primeros desnudos del flamenco, a tamaño natural y con una voluntad explícita de desidealización del cuerpo humano.

Me gustó tanto que me puse a garabatear a Eva y a añadir detalles y curiosidades en torno al políptico. Comparto el resultado con vosotros. Tenéis las dos ilustraciones en mejor calidad a vuestra disposición para libre descarga aquí. Licencia CC para uso educativo o personal, no comercial, citando al autor.

Ilustraciones creadas digitalmente con la aplicación Procreate en un iPad.

Para saber más y disfrutar de la obra original:

Oca Steam: retratos inclusivos

Hace unos meses se puso en contacto conmigo Bernat Llopis, que además de profe de FP, es CEO de bylinedu.es, responsable @CoderDojoVLC, miembro de @ciberespiral y consultor de @Scooltic, para proponerme un reto: ilustrar 38 científicas y científicos. Como ya sabéis, cuando el reto lo merece, no le hago ascos a una invitación creativa. Así que dije sí sin apenas saber mucho sobre el proyecto.

El proyecto colaborativo se llama Oca STEM. La idea es crear una oca en la que las casillas estén ilustradas cada una con el retrato de una científica o un científico relevante de la historia de las ciencias, la tecnología, las ingenierías o las matemáticas. Una oca gigante sobre la que se moverá un robot al tirar los dados y que al caer sobre una casilla te mostrará información en realidad aumentada del personaje correspondiente. Como veis, un proyecto que requiere la imaginación, talento y conocimientos de diferentes personas, cada una hábil en diferentes campos, y que tiene como objetivo final jugar y aprender.

💭 El proyecto tiene licencia CC, no comercial, para que cualquiera pueda usar o modificar los materiales para uso educativo. Así que si os animáis, aquí tenéis mi material gráfico; lo podéis utilizar para crear vosotros vuestros propios recursos educativos. Haced crecer el proyecto con vuestras contribuciones e implicad a vuestros alumnos.

💡 Los retratos que he creado también pueden utilizarse para, por ejemplo, crear cartas. Podéis añadir detrás de cada carta Qrs que enlacen con vídeos en los que los alumnos hablen del científico/a en cuestión; o crear fichas didácticas, etiquetas temáticas para crear juegos diferentes, dados con los retratos, líneas de tiempo donde insertar los retratos, previa búsqueda de información…

💡 También crear camisetas, chapas… con personajes que les guste a los alumnos.

Os animo a que vuestros alumnos creen más retratos y a que contéis la experiencia en redes con el hashtag #ocaStem.

Podéis descargar todas las ilustraciones en alta calidad aquí. Si las compartís en redes o las usáis para vuestras clases, con citar al autor vale. Y por supuesto, compartidlo y avisadme; así también yo aprendo de vosotros.

He creado también un cartel en alta calidad con todas las mujeres STEM que he dibujado. En breve subiré otro con todos los personajes. Podéis descargarlo y llevarlo a imprimir para ponerlo en vuestra aula. Todo vuestro. Eso sí, compartidlo conmigo en redes.

Igualmente os animo a compartir el excelente trabajo que están desarrollando el resto del equipo Oca STEM, animando y dando voz a los personajes, así como configurando los robots para que el juego cobre vida. Además de Bernat Llopis, el equipo está compuesto por Loli Iborra, Conchi Fernández, Fran Orosia, Javier Campos y Chelo Pons.

6 pruebas de animación de personajes

💭 Te animo a hacer que este proyecto crezca con tus contribuciones y que impliques a tus alumnos en él. ¿Te animas?

Estas son las ilustraciones para las casillas especiales: inicio, muerte, puente, dados y oca (el autómata de Vaucanson).

Y de postre, una ilustración que recrea el pato de Jacques de Vaucanson, padre de la robótica, fabricante de autómatas allá por el siglo XVIII. Creó un pato con su sistema digestivo artificial, que le permitía ingerir granos, digerirlos y excretarlos. No se conserva ningún prototipo. Si alguien se anima 🦆. Todas las ilustraciones están en alta calidad en el enlace de descarga.

Planificación visual

Ya compartí hace tiempo aquí, en este blog, un mini taller que realicé con mis alumnos de Bachillerato de Filosofía para aprender la importancia del método, no solo relevante en ciencia sino también en la vida cotidiana. En ese enlace podéis ver el proceso de trabajo y aplicarlo a vuestros objetivos y contexto. Es un reto que puede aplicarse a cualquier contenido de aula, para enseñar habilidades y destrezas en una tutoría o aprender a realizar un proyecto. No solo para enseñar a planificarse, también para hacerlo dentro de un contenido concreto o proyecto en nuestra área.

Observar, discriminar, enumerar, clasificar, planificar un proceso por pasos, enumerar materiales y determinar sus funciones en cada paso, revisar los pasos del proceso, atender a los detalles, evaluar fallos… Y, como aprendimos en un entorno colaborativo, a estas destrezas añadimos otras: organización de equipos, reparto de roles, aplicación de roles dentro del contexto de uso, coordinación del proceso, evaluación del mismo, expresión escrita, oral y no verbal, comunicación creativa, gestión de tiempos, materiales y espacios…

Utilicé para ello la metáfora recurrente de la receta de cocina. Es un tema del que buena parte de loa clase tiene conocimientos previos, pertenece a un contexto cotidiano, conocido, con elementos reconocibles, fácilmente prototipicables. Objetivo: crear en grupos pequeños una receta de cocina.

El diseño previa de este taller de cocina sirve también al docente para saber planificar un reto colaborativo, siguiendo unos pasos secuenciados, planificando todos los detalles del proceso: tiempos, espacios, agrupamientos, materiales, comunicación al grupo de alumnos, evaluación, solución de conflictos… Es recomendable que el propio docente elabore un mapa visual con la secuencia de trabajo. ¿Te animas? Si lo haces, comparte.

1º. Crear entre todos un supermercado visual. Pegamos en cada post-it un ingrediente dibujado (sin texto) y lo pegamos en una pared o pizarra. Se puede, según sea el objetivo, clasificar después los ingredientes en saludables o no, por calorías… Cada docente puede modular las tareas del reto.

2º. Crear grupos de 3 o 4 personas cada uno. Más no porque los roles son pocos y es necesario que todos participen.

3º. Pensar en una receta y coger del supermercado visual los ingredientes necesarios.

4º. Rellenar entre todos la ficha (ver más abajo) de pasos para crear la receta. Esta ficha debe contener categorías sencillas y necesarias para combinar los items del proceso. En este caso, acciones (cocer, cortar…), ingredientes (extraídos del supermercado visual o dibujados después si no están), dosis (piezas, gramos, kilos…), utensilios (cuchillo, cacerola, horno…) y tiempos (de cocción…) La ficha se puede rellenar en texto o dibujando.

5º. Pronosticar en cartulinas los elementos de la receta: utensilios, tiempos e ingredientes (aunque éstos pueden ser los mismos post-its que cogieron del supermercado). Se dibujan y recortan en tamaño más o menos real.

6º. Se ensaña antes el proceso. Cada miembro del grupo colabora en la explicación del mismo. Se ordenan los elementos por orden y se dramatiza la comunicación del proceso. Nos disfrazamos de cocineros. Le ponemos un nombre creativo a nuestra receta.

7º. Salimos a escena y teatralizamos nuestra receta, paso a paso. Sería útil darle a algunos de los espectadores la ficha en blanco para ir siguiendo y escribiendo el proceso y al terminar la exposición que explique los pasos seguidos por los alumnos. Todos deben adivinar la receta. Se pueden hacer preguntas: ingredientes usados, para qué sirvió un utensilio, qué faltó en el proceso, de qué no me he enterado, cómo lo haría yo… Hacer feedback de lo aprendido y descubrirlo entre todos es esencial. Si encima después os atrevéis a hacer en vivo la receta real, pues doblemente genial. Al final comemos todos de todo.

He elegido la metáfora de la receta, pero podéis integrar estos objetivos dentro de otro contexto de aprendizaje. Por ejemplo, en Tecnología mediante una planificación que implique crear un objeto, o descubrir en Biología un proceso natural. Igualmente, en Humanidades (Literatura, Historia…) se puede aplicar a la construcción de storytellings.

Tanto el docente como sus alumnos aprenden a planificar, crear y compartir. ¿Te atreves? Cuenta, cuenta.

Puedes acceder a los mapas visuales y la ficha aquí.

#1 Modos de ver, de John Berger: notas visuales

Hace ya tiempo que inicié unas notas visuales mientras leía sin prisas el excelente libro de John Berger, Modos de ver. Decidí leerlo -también contemplarlo; contiene generosas ilustraciones- y releer cada página, intentando sacar de sus reflexiones las mías propias. No he buscado resumir sus ideas, sino que éstas sean una suerte de detonante que inspire mi propia mirada sobre la lectura. Leía una o dos páginas, las volvía a leer. Dejaba reposar las ideas y esbozaba un garabato que poco a poco iba dibujando lo que me decía el texto. No es extraño que solo el primer capítulo me haya llevado unos meses. Lo cogía y lo dejaba. A veces pasaban semanas sin volver a retomar de nuevo el libro. Cada vez que lo hacía era para disfrutar la experiencia, sin contingencias, por puro placer.

Prometo -supongo que no en breve- compartir las notas visuales de los siguientes capítulos. Por cierto, os recomiendo el libro. Imprescindible.

Puedes descargar las notas visuales en alta calidad aquí.

Dibucedario 2019

A finales de diciembre de 2018, lancé en la red un reto creativo que llamé Dibucedario. La idea era muy sencilla: dibujar cada día de enero de 2019 un garabato, cada cual a su imaginación y ritmo, inspirado en una letra del abecedario.

A mí se me ocurrió dibujar un marcapáginas al día, que garabateé en mi iPad y después compartí en las redes sociales. Podéis descargarlos aquí, por si os apetece imprimirlos. Tienen una calidad de 2400 x 10000 pixeles.

Los imprimí y estoy muy contento con el resultado. Puse a prueba mi imaginación, tomando decisiones rápidas, dejando que fuera la creatividad la que fluyese, sin tiempo a planificar en exceso cada marcapáginas. Y compartirlos en un formato que se pudiera usar como punto de lectura.

Es increíble cómo se activa la creatividad en los retos compartidos, donde la única obligación es disfrutar. Cientos de docentes, familias y alumnos/hijos se sumaron. En Instagram, 1137 garabatos. Y una acogida brutal en Twitter y en Facebook.

Docentes que no habían garabateado desde la Primaria, sintieron de nuevo el placer de dibujar sin miedo ni complejos, emociones muy recurrentes en adultos que deciden desaprender. Comparto algunas confesiones de estos docentes en las redes.

Es significativo que casi todos los docentes enfatizaban el factor emocional de este reto. Lo que suponía para ellas/os recuperar una capacidad natural dormida, y que al ejercitarla destapa potencialidades impresionantes. ¡Qué sensación compartir con tantos docentes esa emoción de aprender disfrutando!

Algunos docentes llevaron a cabo el reto con sus hijos, en casa -incluso fueron sus hijos quienes les animaron a sumarse-, y otros lo llevaron a cabo en sus aulas.

Una experiencia intensa, inclusiva, de la que todas/os aprendemos, y en la que nos implicamos emocionalmente a pesar de creer a priori que no sabemos dibujar, que eso es cosa de expertos, que para eso hay que valer… Excusas que al poner en acción nuestra creatividad a través del contagio mutuo se demuestran molinos de viento y no gigantes.

Gracias a quienes habéis formado parte del reto Dibucedario de este año. En unos meses, otro reto en camino. ¿Te atreves? No digas yo no sé. Si lo haces, ¿cómo podremos estimular en nuestros alumnos/hijos el placer de aprender? Tírate a la piscina de la creatividad con nosotros. Estás invitada/o.

http://dibujamelas.wixsite.com/dibujamelas

Por cierto, os animo a sumaros a la comunidad de aprendizaje Dibújamelas. En nuestra web verás numerosas experiencias de aula que utilizan el Visual Thinking como herramienta de aprendizaje.

#Dibucedario, un garabato al día

#dibucedario, un garabato al día durante enero

Te proponemos un reto: dibujar un garabato al día, durante el mes de enero, inspirándote en la letra del abecedario que toca ese día, excepto los cuatro últimos, que puedes garabatear a tu aire, sin letra, sin reglas.

Comparte tus garabatos en tus redes sociales bajo el hashtag #dibucedario. Así todos disfrutamos y aprendemos.

No hace falta que sepas dibujar. Cada uno a su aire y libre albedrío. La idea es tirarse a la piscina sin red, sin miedo ni complejos. Desentumecer las agujetas de haber dejado hace siglos de dibujar y disfrutar del placer de recobrar esa capacidad dormida. O, si ya te tiraste a esa piscina, compartir tu arte con todo el mundo y que disfrutemos y aprendamos de ti.

Anima a tu familia, amigos, alumnos, compañeros de trabajo… Todos suman.

Marcapáginas del 1 de enero: A de abrazo

Yo ya me he lanzado este primer día de enero y seguiré compartiendo mis garabatos. He decidido hacerlos en formato marcapáginas. Así después puedo imprimir los que me gusten, regalarlos o compartirlos. Puedes ver y descargar los marcapáginas de cada día desde este enlace.

Garabateado en un iPad con la app Procreate. Fui añadiendo diferentes rostros y posturas de abrazo, pegándolas unas a otras hasta componer el marcapáginas A de Abrazo.

Yuli: Imagina quién quieres ser

Secuencia visual.jpg

  1. Carlos siempre se mete en peleas.
  2. Su padre intenta que sea alguien en la vida.
  3. Quiere que sea bailarín.
  4. Pero Carlos no quiere.
  5. El padre insiste y Carlos al final reflexiona.
  6. Seré bailarín.
  7. Y Carlos (Yuli) se convierte en uno de los mejores bailarines del mundo.

Hace unas semanas, Mercedes Ruiz me llamó para pedirme participar en un cuadernillo didáctico colaborativo en torno a la película Yuli, de Icíar Bollaín, que se estrena el próximo 14 de diciembre. ¡Cómo negarme! Mercedes es el corazón del cine en el aula en España, con el objetivo cada vez menos utópico de acercar el séptimo arte a los centros.

Mi aportación se inserta dentro del bloque didáctico La radio escolar: una propuesta a incorporar en educación en los medios. Pensé en que la película viste de lujo con asuntos tan importantes como la orientación, la familia, los sueños, la memoria emocional… Así que lo titulé “Imagina quién quieres ser“. Como también lo hizo Yuli, gracias al apoyo de su familia.

a

– ¿Y tú, quién quieres ser?

– No lo sé. Me sucede lo mismo que a Yuli. No sé qué haré cuando termine la Eso, ni sé si la terminaré. No sé lo que quiero. Solo quiero estar cerca de mis amigos, pasármelo bien.

– ¿Y si te imaginaras a ti mismo? Invéntate un futuro. Escribe tu historia. El pasado no te lo puedes inventar, pero sí el futuro. Cuéntame tu historia.

 

Propuesta: Escribe un micro relato con tu historia personal. Conviértete en un personaje de novela. Pregunta a tu familia cómo eras de pequeño, qué te gustaba, tus anécdotas, lugares, objetos, personas que se cruzaron por tu camino…

b

– ¿Te animas a compartir tu historia en la radio? Cuéntala como si fuera una película, un relato, una entrevista, una noticia… Estoy deseando escucharla.

 

Propuesta: Convierte tu micro relato en un cómic, como el que te propongo más arriba; en un vídeo corto donde alguien de tu familia o un amigo/a lea tu relato; lee tu relato en la radio de tu centro, o que un compañero/a te entreviste, como se hace con un personaje famoso.

Lleva a tu familia a la radio y que la entrevista sea compartida: todos/as hablando de ti, construyendo la historia de tu vida.

Dibuja en unas viñetas a la izquierda tus miedos, los momentos en los que no sabías qué hacer con tu vida, y a la derecha tus sueños, lo que te emociona y te hace sentir vivo, tus gustos, aficiones, cómo te imaginas el futuro…

c

Te recomiendo entrar en el blog educativo de la película, donde podrás descargarte el cuadernillo didáctico y compartir los retos que propongan los docentes en torno a su visionado. Te animo a participar en este proyecto, yendo a ver la película con tus alumnos y diseñando retos educativos que podrás compartir en el blog. ¿Te apuntas?

 

La gestación subrogada: mapas visuales dinámicos

GS4
Materiales utilizados por los alumnos/as

El curso pasado, en mis clases de Filosofía de Bachillerato, utilicé en varias ocasiones una metodología que os recomiendo: mapas visuales dinámicos, es decir, iconos que representan los conceptos clave de un determinado contenido, y que al combinarse y moverse, producen significado, relación y dirección. Si a estro le sumas que los grabamos para después poderlos ver, analizar y debatir en clase, pues mejor que mejor.

Lista de reproducción con la exposición de los mapas visuales dinámicos

 

¿Cuál es el proceso de trabajo?

  1. Explicar a los alumnos/as ese proceso, no solo en clase, también mediante un sencillo tutorial en Pdf, un email compartido, en Classroom… donde puedan consultarlo cuando tengan dudas y no estén preguntando constantemente al profesor. Es importante ir consiguiendo autonomía en los procesos de trabajo.
  2. Facilitar fuentes donde consultar los contenidos: libros, webs, prensa, vídeos… En mi caso, les proporcioné, además de materiales en papel y otras webs, una revista de Flipboard en la que fui recopilando artículos sobre el tema de la gestación subrogada. En función del grado de autonomía, la organización del reto y según lo que quieras conseguir, así les proporcionarás toda la documentación necesaria, o obviarás adrede alguna para que ellos/as tengan que buscarse la vida y tirar de otras fuentes.
  3. Leer detenidamente la documentación y anotar de forma telegráfica los datos más relevantes (argumentos, protagonistas implicados, diferentes posturas ante el tema, datos, opiniones…) El reto que les propuse lo desarrollaron de dos en dos, por lo que debieron buscar diferentes fuentes y después compilar y compartir los datos.
  4. Una vez tienen todos los datos suficientes, deben ordenarlos en una secuencia lógica que hace las veces de guión expositivo. ¿Qué quiero explicar primero y qué después? ¿Cómo voy a enlazar una idea con otra?  Esta parte del reto es complicada. No están acostumbrados a ordenar información, relacionar datos y argumentar. Es necesario realizar varios retos durante el curso e ir aumentando su complejidad temática, de volumen de datos y de rigor y profundidad de exposición; no se puede comer pollo si primero no sabemos tragar puré.
  5. El siguiente paso es el que va a permitir convertir la secuencia esquemática escrita en un mapa visual: Seleccionar los conceptos clave del contenido a presentar. Un vocabulario base que represente los items más importantes del tema. También se le puede pedir que realicen antes este paso que el anterior, pero si están empezando en este tipo de retos, mejor seguir los pasos expuestos. Este paso se resume en una lista de palabras en un papel.
  6. Convertir cada concepto clave en un garabato sencillo, que represente la idea o definición de esa palabra. No se trata de hacer dibujos bonitos, sino iconos muy esquemáticos que en pocos trazos reflejen lo que quieres comunicar. Este paso depende, como en los otros, de práctica. Al principio, les pido que busquen la palabra en Google y que emulen en un borrador el garabato más sencillo. Es importante al principio que los alumnos/as te enseñen los garabatos para corregir interpretaciones erróneas, iconos excesivamente polémicos o muy abstractos. Una vez tienen en sucio todos los iconos, recortan en cartulinas blancas cuadrados donde se dibujará cada garabato en rotulador calibrado. Un color o dos, no más. Negro y rojo van bien. Negro para lo genérico y rojo para resaltar un punto de interés dentro del icono donde fijarse. Una vez se haya realizado muchas veces este reto, en vez de cartulinas blancas es recomendable utilizar acetato transparente, igualmente recortado en cuadrados, donde rotular cada icono. Los acetatos permiten combinar los iconos y moverlos, generando significados más complejos.
  7. Este paso es el más relevante: Ordenar los iconos rotulados, siguiendo la secuencia lógica a modo de guión creada en el paso 4. Se pueden repetir iconos en varios momentos de la secuencia. Se van introduciendo con una mano los iconos en función de cada tramo de locución, de uno en uno o no más de tres seguidos, para no dispersar la atención de quien te ve y oye y para que cada icono corresponda con aquello que estás explicando. Primero se pone el icono y después se habla, de esta forma da tiempo a procesar y relacionar icono y texto. Los iconos se pueden mover y combinar (poner encima, al lado, girarlos…) para crear el efecto de una acción buscada, o utilizar un dedo para enfatizar un icono/idea. Por ejemplo, para expresar que dos ideas están relacionadas, son iguales o se combinan bien, se pueden acercar los iconos varias veces con la mano, y alejar si quieres expresar lo contrario. De ahí que los acetatos sean una opción más creativa y versátil para expresar conceptos abstractos como una acción, una dirección, una relación. El movimiento de los iconos y su secuenciación dentro del guión operan como conectivas lógicas que facilitan la comprensión de lo expuesto. Por eso, debe haber una relación clara entre iconos, texto y movimiento. Los textos deben entenderse bien, ser cortos y adecuados.
  8. Grabar la secuencia visual con un móvil. O grabarlo en clase, si son grupos pequeños. Se puede conectar un dispositivo móvil o una videocámara a un proyector y que el resto de alumnos/as lo vean en directo. Si no, lo graban en su casa y después lo ven en clase. A la hora de grabar deben usar luz natural, sin reflejos, intentar no mover mucho el móvil y usar siempre el mismo encuadre. Por eso, es recomendable iniciar este tipo de retos en grupos de dos; facilita una mejor compilación de datos, elaboración de iconos y grabación.
  9. Evaluar lo aprendido:

El alumno/a entregará al profesor el borrador de guión (con las anotaciones y fuentes), el guión en limpio, los iconos en cartulina o acetato (numerando por detrás el orden de exposición de cada icono en la secuencia visual) y el vídeo con la grabación de la secuencia icono-texto-movimiento. Junto a estos materiales, es recomendable que entreguen una ficha de autoevaluación en la que expliquen el proceso de trabajo seguido, los problemas que tuvieron y cómo los solucionaron. Hay que tener en cuenta que no solo evaluamos contenidos, también destrezas lógicas, argumentativas y sociales. Es conveniente también establecer una temporalización con plazos para cada fase del proceso, que se incluirá como un ítem más de evaluación.

Se valorará la veracidad de los contenidos, así como su relevancia, profundidad y diversidad de fuentes; la lógica de la secuencia, la relación entre los iconos y las ideas expuestas, la creatividad de exposición y arquitectura del mapa visual; la profundidad del análisis de contenidos, así como la inclusión de argumentos propios bien construidos y ejemplificados.

Este reto va acompañado de otros paralelos, previos y posteriores, acordes con los bloques temáticos del área. Por ejemplo, en este caso, después del visionado de cada vídeo y la explicación de sus secuencias visuales, se establece un debate a modo de disputatio. Se les ha pedido previamente que el resto de grupos anoten en un papel lo expuesto en el mapa visual dinámico de cada grupo los argumentos y datos proporcionados. Al terminar las exposiciones audiovisuales, analizan los argumentos y establecen su línea de argumentación, acorde con su propia percepción del tema. Se establecen turnos previos de palabra, sin posibilidad de contestar, y después turnos de réplica y contra argumentación. Este debate también se evalúa, tanto los alumnos/as al terminarlo, como el profesor, anotando durante el mismo diferentes items (claridad de exposición, unidad argumentativa, profundidad de análisis, aportación de datos que apoyen los argumentos, capacidad dialéctica, uso de lenguaje no verbal…)

Materiales utilizados por los alumnos/as

A priori, parece un reto fácil, pero no es así. Los alumnos/as no están entrenados en asociar de forma lógica imágenes e ideas, y menos aún a secuenciarlas de forma argumentada. Al contrario, su hábito consiste en leer, subrayar textos y memorizarlos uno o dos días antes del examen. Esta estrategia permite entrenar habilidades adormecidas o nunca ejercitadas. Facilita resumir los contenidos, así como localizar las ideas fuerza y sus relaciones lógicas, así como reconstruir esos contenidos de forma autónoma, crítica y creativa a través de un discurso lógico secuenciado, donde lo visual tiene una función esencial, ya que facilita la pregnancia de los contenidos y la comprensión de su estructura lógica, de su semántica y  de su relación sistémica dentro de un contexto y temática.

Las dificultades que presentan los alumnos/as son razonables, pero entrenables:

  • Capacidad de seleccionar los datos relevantes dentro de un texto largo (dos o más páginas en papel o digital). No saben a veces qué es importante, especialmente en textos con palabras que no entienden y que presentan una estructura argumentativa compleja o con varias perspectivas interrelacionadas. A menudo necesitan apoyo del profesor, pero no están acostumbrados a preguntar, solo a tragar datos para un examen. De ahí de la necesidad de que los docentes diversifiquemos nuestras estrategias metodológicas. Los alumnos/as se malacostumbran a una cultura de trabajo que después requiere tiempo remendar.
  • También presentan dificultades a la hora de expresar de forma visual un concepto abstracto, una idea compleja. No tanto por razones de falta de entrenamiento en en arte de garabatear cuanto en sus agujetas para analizar, comprender y relacionar lo abstracto. Por supuesto, son capaces de hacerlo con items que representan objetos, lugares, elementos mensurables. A veces, cuando no saben hacerlo, recurren a expresar todo un conjunto de ideas con un solo icono, para salir del paso. O para expresar conceptos de relación, en vez de mover los iconos en el encuadre, garabatean una imagen que exprese esa idea.
  • Menos dificultad, aunque no sin mucho ensayo-error, presenta la secuenciación lógica del guión. Siguen la secuencia sin problemas, pero les cuesta profundizar, establecer diferentes capas de análisis y relacionarlas.

Os recomiendo que no desesperéis en este empeño. Es clave para que nuestros alumnos/as aprendan a aprender, y los mapas visuales son el aliado perfecto. Tienen que entrenar mucho. Lo positivo de esto es que les gusta más estudiar unos contenidos de esta forma que de la forma tradicional (leo, subrayo, empollo de memoria y vomito en el examen).

5

Preparación de la secuencia de exposición de iconos y texto

2

Grabación en clase de algunas exposiciones visuales

 

History of art… all art

History of art (cartel ilustrado) Jpeg

Aquí podéis descargar la ilustración en Tiff (alta calidad) o en Jpeg, así como los iconos individuales de cada pintora.

Hace unos días, en el grupo de Facebook Colegios Creativos, a través de Sonia Carmona Tapias, surgió un reto colaborativo para el curso que ya está a la vuelta de la esquina: visibilizar a las pintoras que como en cualquier otra disciplina artística, pese a existir numerosas creadoras de demostrada calidad, no están presentes en el mundo académico y por tanto tampoco en los libros de texto y menos aún en el imaginario de la ciudadanía. Pero no se trata solo de visibilizar -lo que sería no solo insuficiente, sino meramente anecdótico y olvidable-, sino también de investigar, conocer, valorar, compartir y también crear. Provocar que alumnas y alumnos entren de forma creativa en el universo de cada pintora y en el proceso reflexionen sobre los factores culturales que influyen en la invisibilidad de las mujeres en todos los ámbitos del arte (y las ciencias).

El detonante fue una ilustración de John Atkinson, Art School Of Fish, en la que se muestra de forma divertida y sintética los estilos de diferentes pintores.

Art School Of Fish

Y me puse a ello, pero claro está, tenía que hacer una lista de pintoras que conociera y que me inspiraran. Escribí: Kahlo, Lewis, Keane, Carrington, Lempicka. Uhm… para de contar. Sabía que había más. He ido a exposiciones de pintoras, pero no recordaba su nombre, a diferencia del largo listado de pintores que puedo enumerar, fruto de años de estudio, programas de la tele y demás espacios donde se reproduce la imagen de sus obras. Raro es que alguien no reconozca el estilo de Picasso o Miró nada más ver un cuadro suyo. De las pintoras, salvo Kahlo, que hace décadas que entró en nuestro imaginario cultural, pocos reconocerían su obra. Incluido quien escribe. Pero aquí estoy para enmendar la injusticia y poner mi grano de arena.

Fijaos lo que es la magia de compartir que en menos de 12 horas recibo una grata sorpresa: Teresa Naves, una profesora de Inglés de Barcelona, ha creado sirviéndose como inspiración de mi cartel ilustrado materiales didácticos de Inglés. Gracias, Teresa. Cuando compartimos todos/as aprendemos. Podéis ver y realizar los retos pinchando en el hipervínculo que hay una línea más arriba.

Y si no tuvisteis suficiente, ahí va otro material en Educaplay para jugar asociando cada ilustración con una obra de cada autora.

Captura de pantalla 2018-08-31 a las 13.58.52

Y otro de regalo aquí.

Captura de pantalla 2018-08-31 a las 16.18.13

Os animo este curso a poner en marcha retos y proyectos de aula o de centro en los que el centro sea el arte hecho por mujeres y en los que utilicéis metodologías activas y creativas. Por supuesto, si os animáis, compartidlo en las redes sociales. Buen inicio de curso a todas y todos.