I Encuentro de Centros Innovadores de Extremadura: presentación y notas visuales

00 PORTADA

Hace unos meses, Pere Marquès me invitó a compartir con otros docentes de Extremadura un encuentro de reflexiones y experiencias de innovación. La idea era participar en una mesa redonda y además compartir mi propia experiencia en mi centro. Como suelo hacer, pensé en clave visual mi intervención, más aún disponiendo de 12 minutos escasos.

Una presentación visual facilita:

  • la atención e interés de quien te escucha,
  • la síntesis de ideas-fuerza,
  • la creatividad de exposición,
  • un guión conciso desde el que articular tu discurso.

A menudo, cuando vamos a unas jornadas soportamos sin remedio presentaciones tediosas, repletas de palabras que ni nos da tiempo de leer ni queremos. Y cuando el ponente utiliza imágenes, lo hace extrayéndolas de internet, intentando asociar cada imagen con ideas o argumentos expuestos en cada parte de su intervención. Crear tus propias imágenes tiene una utilidad extra:

  • Te sirve para organizar tus ideas, darles sentido, orden y secuencia a medida que vas pensando lo que quieres aportar.
  • Creas a la vez que piensas, expresando de forma más directa y atractiva aquello que quieres decir.
  • Ayuda a que quien te escucha te entienda mejor con el soporte gráfico que tú mismo has creado.

Podéis ver mi presentación aquí.

Os recomiendo planificar vuestras presentaciones a través de guiones gráficos a base de garabatos, secuencias o mapas visuales completos que después pegarás por partes en tu presentación. En una hoja aparte, anota la secuencia de ideas-fuerza o argumentos que expondrás en cada diapositiva.

Las presentaciones visuales, además de ser más sugerentes, favorecen en quien las ve interpretaciones variadas del contenido y potencia el diálogo mediante contraste de diferentes perspectivas. Una imagen no genera un significado unívoco; más bien te obliga a crear tu propia ruta de interpretación. Deja abierta la lectura de lo que se expone.

Screenshot_20170506-111332

Las presentaciones visuales, sumado a una exposición que combine datos objetivos con percepciones extraídas de tu experiencia personal, dotan a tu intervención de un elemento emocional que facilita la empatía con quien te esté viendo y escuchando. Y encima te lo pasas bien; ¡se puede pedir más! Os lo recomiendo.

Como ya he subrayado en otros artículos de este blog, lo que tira para atrás a la hora de dar el paso hacia la auto creación de guiones visuales no es tanto una carencia técnica, sino emocional. Superar la vergüenza de exponer tus garabatos, de implicarte emocionalmente en los trazos, de sentirte torpe, vulnerable, juzgado, es más difícil que entender racionalmente la utilidad de esta estrategia de comunicación. Sin embargo, quien se lanzó a esta aventura de aprendizaje sabe que merece la pena y que es superable, independientemente de la mochila pedagógica que cada uno arrastre. Además, no puedes enseñar lo que previamente no has aprendido. Iniciar a nuestros alumnos en el pensamiento visual requiere como condición sine qua non realizar nosotros mismos, como docentes, ese mismo camino.

A menudo sucede que no somos conscientes del arduo proceso de aprendizaje que supone para nuestros alumnos la asimilación de determinadas estrategias de aprendizaje. Lo que nosotros hemos recorrido en años a veces les pedimos a ellos que lo recorran en meses. Experiencias como ésta, en las que aprendemos a desaprender, percibiendo las inercias emocionales y dificultades que supone este reto, ayudan a empatizar con nuestros alumnos y a reajustar el ritmo y los pasos del proceso de enseñanza de una forma más orgánica y eficaz.

Además de mi presentación visual, mientras escuchaba al resto de ponentes, elaboré un par de notas visuales (sketchnotes) que podéis ver en mayor calidad aquí. En otra ocasión he hablado en este blog de las notas visuales y su utilidad educativa; echad un vistazo aquí, si queréis saber algo más.

Por qué innovar 2Mesa redonda 2

Tomar notas visuales durante un evento te ayuda a:

  • mantener la atención;
  • sintetizar las ideas expuestas;
  • organizar esas ideas de forma lógica y secuenciada;
  • aportar una visión global de la exposición;
  • reflexionar a la vez que escuchas, aportando tu punto de vista;
  • disfrutar mientras creas tus notas;
  • guardar tus notas para recordar las ideas o para exponerlas ante otras personas.

Os lo recomiendo. ¿Te animas a crear tus propias presentaciones y notas visuales?

Propuestas educativas para un mundo distinto (graphic recording)

PORTADA

Descargar notas visuales

El pasado octubre se celebraron en Mérida las Jornadas Estatales de FEAE y me invitaron para realizar las notas visuales en vivo (graphic recording) de las ponencias del encuentro. Un reto del que disfruté bastante. Tomar notas visuales permite concentrar tu atención en lo que se dice, obligarte a discriminar y condensar las ideas esenciales de la ponencia y de paso divertirte mientras dibujas, dejando tu propia visión de la intervención. No me gusta hacer notas que busquen hacer un espejo objetivo de las ideas del ponente; más bien se trata de pensar con él mientras dibujar sus ideas, añadiendo tu percepción subjetiva de las mismas. De esta forma se establece un diálogo entre el ponente y tú que enriquece el conjunto, permitiendo a quien ve las notas visuales no solo captar lo esencial de la ponencia, sino también pensar y dialogar internamente con esas ideas. Podéis ver aquí un resumen de mi aportación en las jornadas.

Podéis leer una crónica más extensa de mi aportación en las jornadas aquí.

También impartí un taller titulado Visual Cooking en el que elaborando recetas de cocina visuales nos iniciamos en el uso del pensamiento visual, creando un vocabulario visual y combinando sus elementos en secuencias que emulan la elaboración de una receta.

Captura de pantalla 2017-04-12 a las 14.36.39

Visual Cooking

Fruto de mi colaboración con FEAE escribí un artículo en su revista OGE sobre el potencial del pensamiento visual en el aula. Podéis descargarlo aquí.

Narrativas Visuales en el Cibra

narrativas-visuales
Mapa visual del taller.

En noviembre participé, invitado por Mercedes Ruiz, a las III Jornadas de Cine y Educación, paralelas al Festival de Cine CIBRA de Toledo, coordinadas con el apoyo inestimable de Óliver Garvín. Tuvieron lugar en un entorno de cine, el Matadero Lab, que está dentro del instituto de Secundaria Sefarad. Mi aportación fue realizar un micro taller de 20 minutos que repetí varias veces con turnos de 20 o 30 docentes. ¿Cómo motivar al profesorado a utilizar las narrativas visuales en el aula? Todo un reto, pero no imposible.

Comparto con vosotros el proceso de mi taller por si os sirve para vuestras clases, o quizá os inspire alguna idea que después ayude a otros. Aprendiendo juntos ganamos todos. Continue reading “Narrativas Visuales en el Cibra”

VII Foncei: Volviendo a Nunca Jamás

mapa-visual-del-taller-pv-vii-foncei-malaga-28-enero
Mapa Visual de mi taller.

El pasado 28 de enero Cervantes Escuela Internacional me invitó para participar en unas jornadas con el sugerente título Volviendo a Nunca Jamás. Decenas de docentes de ELE (español para extranjeros) se juntaron para aprender juntos y contagiarse de ideas creativas para aplicar en el aula.

cartel-promocional-de-mi-taller
Cartel promocional de mi taller.

Iniciamos estas jornadas creativas convencidos de que el aprendizaje de una lengua no puede conseguirse si nos limitamos a metodologías basadas exclusivamente en pruebas cerradas y explicaciones sesudas del profesor; con la convicción de que la creación de entornos de enseñanza gamificados y colaborativos, motivados por un vínculo emocional, facilitan el aprendizaje, aprendiendo desde la acción.

Mi ponencia fue más bien un taller motivaciones. Busqué que los docentes perdieran el miedo a garabatear y se iniciaran en el uso del pensamiento visual. Para perder el respeto a una capacidad adormecida como dibujar es necesario reestablecer el vínculo emocional que nos ligó durante la infancia con el disfrute por garabatear. Continue reading “VII Foncei: Volviendo a Nunca Jamás”