La gestación subrogada: mapas visuales dinámicos

GS4
Materiales utilizados por los alumnos/as

El curso pasado, en mis clases de Filosofía de Bachillerato, utilicé en varias ocasiones una metodología que os recomiendo: mapas visuales dinámicos, es decir, iconos que representan los conceptos clave de un determinado contenido, y que al combinarse y moverse, producen significado, relación y dirección. Si a estro le sumas que los grabamos para después poderlos ver, analizar y debatir en clase, pues mejor que mejor.

Lista de reproducción con la exposición de los mapas visuales dinámicos

 

¿Cuál es el proceso de trabajo?

  1. Explicar a los alumnos/as ese proceso, no solo en clase, también mediante un sencillo tutorial en Pdf, un email compartido, en Classroom… donde puedan consultarlo cuando tengan dudas y no estén preguntando constantemente al profesor. Es importante ir consiguiendo autonomía en los procesos de trabajo.
  2. Facilitar fuentes donde consultar los contenidos: libros, webs, prensa, vídeos… En mi caso, les proporcioné, además de materiales en papel y otras webs, una revista de Flipboard en la que fui recopilando artículos sobre el tema de la gestación subrogada. En función del grado de autonomía, la organización del reto y según lo que quieras conseguir, así les proporcionarás toda la documentación necesaria, o obviarás adrede alguna para que ellos/as tengan que buscarse la vida y tirar de otras fuentes.
  3. Leer detenidamente la documentación y anotar de forma telegráfica los datos más relevantes (argumentos, protagonistas implicados, diferentes posturas ante el tema, datos, opiniones…) El reto que les propuse lo desarrollaron de dos en dos, por lo que debieron buscar diferentes fuentes y después compilar y compartir los datos.
  4. Una vez tienen todos los datos suficientes, deben ordenarlos en una secuencia lógica que hace las veces de guión expositivo. ¿Qué quiero explicar primero y qué después? ¿Cómo voy a enlazar una idea con otra?  Esta parte del reto es complicada. No están acostumbrados a ordenar información, relacionar datos y argumentar. Es necesario realizar varios retos durante el curso e ir aumentando su complejidad temática, de volumen de datos y de rigor y profundidad de exposición; no se puede comer pollo si primero no sabemos tragar puré.
  5. El siguiente paso es el que va a permitir convertir la secuencia esquemática escrita en un mapa visual: Seleccionar los conceptos clave del contenido a presentar. Un vocabulario base que represente los items más importantes del tema. También se le puede pedir que realicen antes este paso que el anterior, pero si están empezando en este tipo de retos, mejor seguir los pasos expuestos. Este paso se resume en una lista de palabras en un papel.
  6. Convertir cada concepto clave en un garabato sencillo, que represente la idea o definición de esa palabra. No se trata de hacer dibujos bonitos, sino iconos muy esquemáticos que en pocos trazos reflejen lo que quieres comunicar. Este paso depende, como en los otros, de práctica. Al principio, les pido que busquen la palabra en Google y que emulen en un borrador el garabato más sencillo. Es importante al principio que los alumnos/as te enseñen los garabatos para corregir interpretaciones erróneas, iconos excesivamente polémicos o muy abstractos. Una vez tienen en sucio todos los iconos, recortan en cartulinas blancas cuadrados donde se dibujará cada garabato en rotulador calibrado. Un color o dos, no más. Negro y rojo van bien. Negro para lo genérico y rojo para resaltar un punto de interés dentro del icono donde fijarse. Una vez se haya realizado muchas veces este reto, en vez de cartulinas blancas es recomendable utilizar acetato transparente, igualmente recortado en cuadrados, donde rotular cada icono. Los acetatos permiten combinar los iconos y moverlos, generando significados más complejos.
  7. Este paso es el más relevante: Ordenar los iconos rotulados, siguiendo la secuencia lógica a modo de guión creada en el paso 4. Se pueden repetir iconos en varios momentos de la secuencia. Se van introduciendo con una mano los iconos en función de cada tramo de locución, de uno en uno o no más de tres seguidos, para no dispersar la atención de quien te ve y oye y para que cada icono corresponda con aquello que estás explicando. Primero se pone el icono y después se habla, de esta forma da tiempo a procesar y relacionar icono y texto. Los iconos se pueden mover y combinar (poner encima, al lado, girarlos…) para crear el efecto de una acción buscada, o utilizar un dedo para enfatizar un icono/idea. Por ejemplo, para expresar que dos ideas están relacionadas, son iguales o se combinan bien, se pueden acercar los iconos varias veces con la mano, y alejar si quieres expresar lo contrario. De ahí que los acetatos sean una opción más creativa y versátil para expresar conceptos abstractos como una acción, una dirección, una relación. El movimiento de los iconos y su secuenciación dentro del guión operan como conectivas lógicas que facilitan la comprensión de lo expuesto. Por eso, debe haber una relación clara entre iconos, texto y movimiento. Los textos deben entenderse bien, ser cortos y adecuados.
  8. Grabar la secuencia visual con un móvil. O grabarlo en clase, si son grupos pequeños. Se puede conectar un dispositivo móvil o una videocámara a un proyector y que el resto de alumnos/as lo vean en directo. Si no, lo graban en su casa y después lo ven en clase. A la hora de grabar deben usar luz natural, sin reflejos, intentar no mover mucho el móvil y usar siempre el mismo encuadre. Por eso, es recomendable iniciar este tipo de retos en grupos de dos; facilita una mejor compilación de datos, elaboración de iconos y grabación.
  9. Evaluar lo aprendido:

El alumno/a entregará al profesor el borrador de guión (con las anotaciones y fuentes), el guión en limpio, los iconos en cartulina o acetato (numerando por detrás el orden de exposición de cada icono en la secuencia visual) y el vídeo con la grabación de la secuencia icono-texto-movimiento. Junto a estos materiales, es recomendable que entreguen una ficha de autoevaluación en la que expliquen el proceso de trabajo seguido, los problemas que tuvieron y cómo los solucionaron. Hay que tener en cuenta que no solo evaluamos contenidos, también destrezas lógicas, argumentativas y sociales. Es conveniente también establecer una temporalización con plazos para cada fase del proceso, que se incluirá como un ítem más de evaluación.

Se valorará la veracidad de los contenidos, así como su relevancia, profundidad y diversidad de fuentes; la lógica de la secuencia, la relación entre los iconos y las ideas expuestas, la creatividad de exposición y arquitectura del mapa visual; la profundidad del análisis de contenidos, así como la inclusión de argumentos propios bien construidos y ejemplificados.

Este reto va acompañado de otros paralelos, previos y posteriores, acordes con los bloques temáticos del área. Por ejemplo, en este caso, después del visionado de cada vídeo y la explicación de sus secuencias visuales, se establece un debate a modo de disputatio. Se les ha pedido previamente que el resto de grupos anoten en un papel lo expuesto en el mapa visual dinámico de cada grupo los argumentos y datos proporcionados. Al terminar las exposiciones audiovisuales, analizan los argumentos y establecen su línea de argumentación, acorde con su propia percepción del tema. Se establecen turnos previos de palabra, sin posibilidad de contestar, y después turnos de réplica y contra argumentación. Este debate también se evalúa, tanto los alumnos/as al terminarlo, como el profesor, anotando durante el mismo diferentes items (claridad de exposición, unidad argumentativa, profundidad de análisis, aportación de datos que apoyen los argumentos, capacidad dialéctica, uso de lenguaje no verbal…)

Materiales utilizados por los alumnos/as

A priori, parece un reto fácil, pero no es así. Los alumnos/as no están entrenados en asociar de forma lógica imágenes e ideas, y menos aún a secuenciarlas de forma argumentada. Al contrario, su hábito consiste en leer, subrayar textos y memorizarlos uno o dos días antes del examen. Esta estrategia permite entrenar habilidades adormecidas o nunca ejercitadas. Facilita resumir los contenidos, así como localizar las ideas fuerza y sus relaciones lógicas, así como reconstruir esos contenidos de forma autónoma, crítica y creativa a través de un discurso lógico secuenciado, donde lo visual tiene una función esencial, ya que facilita la pregnancia de los contenidos y la comprensión de su estructura lógica, de su semántica y  de su relación sistémica dentro de un contexto y temática.

Las dificultades que presentan los alumnos/as son razonables, pero entrenables:

  • Capacidad de seleccionar los datos relevantes dentro de un texto largo (dos o más páginas en papel o digital). No saben a veces qué es importante, especialmente en textos con palabras que no entienden y que presentan una estructura argumentativa compleja o con varias perspectivas interrelacionadas. A menudo necesitan apoyo del profesor, pero no están acostumbrados a preguntar, solo a tragar datos para un examen. De ahí de la necesidad de que los docentes diversifiquemos nuestras estrategias metodológicas. Los alumnos/as se malacostumbran a una cultura de trabajo que después requiere tiempo remendar.
  • También presentan dificultades a la hora de expresar de forma visual un concepto abstracto, una idea compleja. No tanto por razones de falta de entrenamiento en en arte de garabatear cuanto en sus agujetas para analizar, comprender y relacionar lo abstracto. Por supuesto, son capaces de hacerlo con items que representan objetos, lugares, elementos mensurables. A veces, cuando no saben hacerlo, recurren a expresar todo un conjunto de ideas con un solo icono, para salir del paso. O para expresar conceptos de relación, en vez de mover los iconos en el encuadre, garabatean una imagen que exprese esa idea.
  • Menos dificultad, aunque no sin mucho ensayo-error, presenta la secuenciación lógica del guión. Siguen la secuencia sin problemas, pero les cuesta profundizar, establecer diferentes capas de análisis y relacionarlas.

Os recomiendo que no desesperéis en este empeño. Es clave para que nuestros alumnos/as aprendan a aprender, y los mapas visuales son el aliado perfecto. Tienen que entrenar mucho. Lo positivo de esto es que les gusta más estudiar unos contenidos de esta forma que de la forma tradicional (leo, subrayo, empollo de memoria y vomito en el examen).

5

Preparación de la secuencia de exposición de iconos y texto

2

Grabación en clase de algunas exposiciones visuales

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s