I Encuentro de Centros Innovadores de Extremadura: presentación y notas visuales

00 PORTADA

Hace unos meses, Pere Marquès me invitó a compartir con otros docentes de Extremadura un encuentro de reflexiones y experiencias de innovación. La idea era participar en una mesa redonda y además compartir mi propia experiencia en mi centro. Como suelo hacer, pensé en clave visual mi intervención, más aún disponiendo de 12 minutos escasos.

Una presentación visual facilita:

  • la atención e interés de quien te escucha,
  • la síntesis de ideas-fuerza,
  • la creatividad de exposición,
  • un guión conciso desde el que articular tu discurso.

A menudo, cuando vamos a unas jornadas soportamos sin remedio presentaciones tediosas, repletas de palabras que ni nos da tiempo de leer ni queremos. Y cuando el ponente utiliza imágenes, lo hace extrayéndolas de internet, intentando asociar cada imagen con ideas o argumentos expuestos en cada parte de su intervención. Crear tus propias imágenes tiene una utilidad extra:

  • Te sirve para organizar tus ideas, darles sentido, orden y secuencia a medida que vas pensando lo que quieres aportar.
  • Creas a la vez que piensas, expresando de forma más directa y atractiva aquello que quieres decir.
  • Ayuda a que quien te escucha te entienda mejor con el soporte gráfico que tú mismo has creado.

Podéis ver mi presentación aquí.

Os recomiendo planificar vuestras presentaciones a través de guiones gráficos a base de garabatos, secuencias o mapas visuales completos que después pegarás por partes en tu presentación. En una hoja aparte, anota la secuencia de ideas-fuerza o argumentos que expondrás en cada diapositiva.

Las presentaciones visuales, además de ser más sugerentes, favorecen en quien las ve interpretaciones variadas del contenido y potencia el diálogo mediante contraste de diferentes perspectivas. Una imagen no genera un significado unívoco; más bien te obliga a crear tu propia ruta de interpretación. Deja abierta la lectura de lo que se expone.

Screenshot_20170506-111332

Las presentaciones visuales, sumado a una exposición que combine datos objetivos con percepciones extraídas de tu experiencia personal, dotan a tu intervención de un elemento emocional que facilita la empatía con quien te esté viendo y escuchando. Y encima te lo pasas bien; ¡se puede pedir más! Os lo recomiendo.

Como ya he subrayado en otros artículos de este blog, lo que tira para atrás a la hora de dar el paso hacia la auto creación de guiones visuales no es tanto una carencia técnica, sino emocional. Superar la vergüenza de exponer tus garabatos, de implicarte emocionalmente en los trazos, de sentirte torpe, vulnerable, juzgado, es más difícil que entender racionalmente la utilidad de esta estrategia de comunicación. Sin embargo, quien se lanzó a esta aventura de aprendizaje sabe que merece la pena y que es superable, independientemente de la mochila pedagógica que cada uno arrastre. Además, no puedes enseñar lo que previamente no has aprendido. Iniciar a nuestros alumnos en el pensamiento visual requiere como condición sine qua non realizar nosotros mismos, como docentes, ese mismo camino.

A menudo sucede que no somos conscientes del arduo proceso de aprendizaje que supone para nuestros alumnos la asimilación de determinadas estrategias de aprendizaje. Lo que nosotros hemos recorrido en años a veces les pedimos a ellos que lo recorran en meses. Experiencias como ésta, en las que aprendemos a desaprender, percibiendo las inercias emocionales y dificultades que supone este reto, ayudan a empatizar con nuestros alumnos y a reajustar el ritmo y los pasos del proceso de enseñanza de una forma más orgánica y eficaz.

Además de mi presentación visual, mientras escuchaba al resto de ponentes, elaboré un par de notas visuales (sketchnotes) que podéis ver en mayor calidad aquí. En otra ocasión he hablado en este blog de las notas visuales y su utilidad educativa; echad un vistazo aquí, si queréis saber algo más.

Por qué innovar 2Mesa redonda 2

Tomar notas visuales durante un evento te ayuda a:

  • mantener la atención;
  • sintetizar las ideas expuestas;
  • organizar esas ideas de forma lógica y secuenciada;
  • aportar una visión global de la exposición;
  • reflexionar a la vez que escuchas, aportando tu punto de vista;
  • disfrutar mientras creas tus notas;
  • guardar tus notas para recordar las ideas o para exponerlas ante otras personas.

Os lo recomiendo. ¿Te animas a crear tus propias presentaciones y notas visuales?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s