Recreando procesos mediante pensamiento visual

Simulaciones de elaboración de recetas de cocina.

El pensamiento visual es una potente herramienta educativa:

  • Facilita la discriminación, comprensión, relación y estructuración lógica de contenidos.
  • Permite expresar ideas complejas, favoreciendo un análisis abierto a múltiples significaciones.
  • Facilita la visualización y comprensión global de secuencias temporales, tanto históricas como de ficción.
  • Permite diseñar y planificar proyectos, visualizando los pasos y favoreciendo su evaluación.
  • Facilita recrear procesos naturales (físicos, químicos, biológicos) y artificiales (tecnológicos).

Me gustaría esta vez centrarme en esta última función, el pensamiento visual como herramienta que permite recrear procesos, muy útil en áreas como Conocimiento del Medio, Tecnología, Física, Ciencias Naturales, Química…

aparato-digestivo
Elementos de un sistema y sus procesos.

En todo proceso se pueden distinguir dos elementos esenciales que son susceptibles de recrear en un entorno gráfico:

  • los elementos que intervienen en el proceso (discriminables a través de sencillos garabatos)
  • y las acciones que provocan cambios en esos elementos (ilustradas mediante conexivas visuales o dramatizadas interactuando con los elementos).

El pensamiento visual permite aprender facilitando que sean los propios alumnos quienes reconstruyan el proceso, primero reconociendo los elementos que intervienen en él y después conectando de forma gráfica las funciones que tiene cada uno dentro del sistema a representar y realizando una simulación que facilite la comprensión paso a paso del proceso.

A menudo los docentes explican procesos a alumnos que deben pasivamente comprenderlos para después pedirles que los reconstruyan por escrito. Esta metodología es mucho menos eficaz que situar el proceso dentro de un contexto experimental, reconstruible a través de una recreación visual, ya que se centra en una asimilación meramente memorística, en la que se fuerza a la sola comprensión formal de los procesos, sin asimilar su red de interacciones mutuas que los conforman.

En metodologías tradicionales, el proceso viene dado a priori, el alumno lo tiene a mano, ya completo y listo para ser memorizado. El profesor explica, el alumno escucha, anota y después reproduce. Eso es todo. En una metodología activa, el alumno debe construir el proceso a partir de la información que el docente le facilita y que debe buscar a ser posible en un contexto colaborativo en el que juntos recomponen el proceso, discriminando primero la naturaleza de cada elemento y colocando en la fase que le corresponde.

Es recomendable que los alumnos garabateen los elementos, que no les vengan dados, sino que los dibujen a partir de una lista que previamente el docente les facilita. Generar entre todos un vocabulario visual de los elementos del proceso es una forma eficaz de ir asimilando y diferenciando cada uno; mientras los localizan y descubren su función, memorizan con más facilitad y de forma natural la información.

Una forma sencilla de explicar esta metodología de trabajo es seguir los pasos de un reto que propuse a unos docentes en mi taller de pensamiento visual en Cáceres y Plasencia. En el proyecto colaborativo Dibújamelas (al que pertenezco y os animo a sumaros) lo llamamos #VisualCooking. El reto consistía en crear de forma colaborativa una receta de cocina.

los-ingredientes
Los ingredientes.

Lo primero de todo: los ingredientes. Los ingredientes son los elementos que compondrán el proceso a recrear, es decir, la receta. Dependiendo del objetivo que pretendamos así centraremos los ingredientes en unas categorías específicas (frutas, alimentos saludables, calorías, naturales…) o lo abriremos a priori para después clasificarlos mediante criterios que faciliten el aprendizaje de los contenidos.

Es importante crear el vocabulario visual de ingredientes en un entorno de aprendizaje gamificado (por ejemplo, llenamos nuestro supermercado de alimentos) y colaborativo (lo hacemos entre todos). Se les pide que dibujen en cada post-it un ingrediente, sin poner ninguna palabra, y que lo peguen en la pared sin orden alguno. Una vez tenemos suficientes ingredientes, si nuestro objetivo es, por ejemplo, crear una receta saludable, con pocas calorías o solo con frutas, les pediremos que seleccionen los ingredientes adecuados.

Si no, pasaremos al segundo paso: se crean grupos pequeños (tres es ideal) y se les pide que creen una receta. Como es probable que los alumnos no tengan conocimientos previos, se puede tirar de San Google o mejor aún, un día antes pueden haber escrito una sencilla receta recomendada por su familia. En cualquier caso, es importante diseñar un modelo secuenciado de creación de la receta, un modelo sencillo o no en función de la edad de los alumnos y de objetivos que pretenda el docente.

En este caso, he optado por uno que tenga en cuenta las categorías básicas en el proceso de elaboración de cualquier receta:

  • Elementos físicos: ingredientes y utensilios.
  • Elementos abstractos: acciones, tiempos y dosis.

La tabla les servirá de guía lógica para definir el proceso. Por ejemplo, paso 1: cojo 3 (dosis) tomates (ingrediente), los limpio y los troceo (acciones)… Cada grupo completa su tabla en función de la receta elegida. Es importante que la elección de la receta (en este caso es una receta, pero en otros puede ser un proceso biológico o una simulación de un proceso mecánico…) se adecúe al nivel de conocimientos previos y a los objetivos educativos del reto.

tabla-de-proceso
Tabla de seguimiento del proceso.

Cada miembro del grupo trae la suya, pero hay que elegir una. Otro reto importante: tomar decisiones. Una vez elegida, se levanta uno de cada grupo por turnos (esto facilita que no haya mucho jaleo) y coge un ingrediente de entre los garabateados que esté en la lista de su receta. Si no existe, lo dibujan en otro post-it y listo.

Una vez tengan todos los ingredientes, toca hacerse de los utensilios. Éstos también se prototipan visualmente, dibujándolos a tamaño natural, sobre folio A3 y si hay tiempo pegándolos en un cartón duro que permita manipularlos en la simulación posterior.

preparamos-la-simulacion
Preparamos la simulación.

Los tiempos y las dosis se pueden visualizar a través de post-its u otro medio creativo. Hay que tener en cuenta que los alumnos, terminado el diseño visual, deben reordenar las 5 categorías (ingredientes, utensilios, acciones, tiempos y dosis) y ensayar cómo van a explicar su receta oralmente moviéndolos para simular los procesos de la elaboración. La simulación debe ser lo más realista posible.

disen%cc%83amos-la-simulacion-de-la-receta
Diseñamos la simulación de la receta.

Esta es la fase más difícil del diseño porque es en la que los alumnos deben comprender cómo interactúa cada elemento con cada acción dentro del proceso. Es recomendable dividir el trabajo dentro de cada grupo, que cada alumno se encarge de explicar una fase del proceso. Todos deben colaborar en la simulación.

Con la tabla del proceso de elaboración delante, deben ordenar sobre la mesa los elementos creados y hacerlos interactuar, comprendiendo qué sucede en cada fase. Debemos elegir una superficie vertical (papelógrafo, pizarra blanca, pared lisa…) que permita pegar (con celofán) cada elemento y hacerlo interactuar en cada fase de la elaboración de la receta. Dependiendo del nivel/edad de los alumnos y la complejidad del proceso, así se les permitirá tener delante la tabla o no cuando simulen el proceso.

Ayuda bastante para fijar la atención introducir en la simulación vestimenta y atrezo que la escenifique (un mandil, un gorro de cocinero…) y que la presentación sea pausada, sin prisas, colocándose a los lados del escenario (no delante) donde irán colocando los elementos. Igualmente, deben ir quitando del panel de simulación todos los elementos que ya no sirvan para no crear confusión.

realizamos-la-simulacion-de-nuestra-receta
Realizamos la simulación de nuestra receta.

Durante la simulación, recomiendo facilitar al resto de grupos una tabla de observación en la que deberán ir añadiendo los ingredientes, utensilios… de cada paso. De esta forma, facilitamos la atención y la asimilación del proceso. Una vez terminadas las simulaciones compararemos si los pasos son correctos o hay que quitar o añadir algo.

Otra idea: que el resto de grupos adivine qué receta es y que cada grupo ponga un nombre creativo a su receta. Podemos pedir a los alumnos que graben la simulación de cada grupo para después verla y comprobar si han seguido los pasos que aparecen en sus tablas de observación. Es recomendable no explicar a los alumnos todo el proceso de trabajo de golpe, sino fase a fase. De esta forma se centran en la tarea que toca en cada momento. También podemos pegar todo el proceso en una pared y mantenerlo allí en clase para recordar el proceso y sus elementos.

Comprender de manera experimental procesos naturales o tecnológicos a través de simulaciones visuales creadas por los propios alumnos facilita el aprendizaje. Se puede incluso combinar el entorno real de experimentación con la simulación visual del proceso. Véase el caso que comparte en la red la compañera Ana Municio:

experimento-y-mapa-visual
Combinando experimento y mapa visual.

Antes de la elaboración de la simulación visual es importante utilizar medios de obtención de información que sean lo más empíricos posibles, recurriendo a la observación, trabajo de campo, búsqueda de materiales, fotografía selectiva de elementos del proceso… En la construcción visual se necesitará a veces reconocer los elementos que intervienen en el proceso; para ello habrá que preguntar, indagar, observar, escarbar… Trabajo manipulativo que favorece la asimilación de los contenidos y la comprensión posterior de la naturaleza del proceso a simular.

Espero que os hayan servido estas sugerencias didácticas en las que el pensamiento visual es un aliado esencial en la comprensión de procesos. Si utilizáis esta metodología, por favor, compartirla conmigo y así todos nos enriquecemos. Gracias por dedicar un tiempo a leer este artículo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s