Narrativas Visuales en el Cibra

narrativas-visuales
Mapa visual del taller.

En noviembre participé, invitado por Mercedes Ruiz, a las III Jornadas de Cine y Educación, paralelas al Festival de Cine CIBRA de Toledo, coordinadas con el apoyo inestimable de Óliver Garvín. Tuvieron lugar en un entorno de cine, el Matadero Lab, que está dentro del instituto de Secundaria Sefarad. Mi aportación fue realizar un micro taller de 20 minutos que repetí varias veces con turnos de 20 o 30 docentes. ¿Cómo motivar al profesorado a utilizar las narrativas visuales en el aula? Todo un reto, pero no imposible.

Comparto con vosotros el proceso de mi taller por si os sirve para vuestras clases, o quizá os inspire alguna idea que después ayude a otros. Aprendiendo juntos ganamos todos.

camaras-accion
¡Cámaras! ¡Acción!

Mal disfrazado de director de cine, propuse a los docentes un reto: Me he quedado sin guionista y necesito que me ayudéis, que seáis vosotros quienes creéis para mi próxima película un guión original. Pero solo disponemos de 20 minutos para crearlo y grabarlo. ¡Quién dijo miedo!

soy-un-director-sin-guionista
Soy un director sin guionista.

En la pizarra podéis ver cuatro categorías con las que se puede construir fácilmente cualquier historia:

PERSONAJES (¿quién?)

ESCENARIOS (¿dónde?)

ACCIONES (¿qué?)

EMOCIONES (¿por qué?)

perdiendo-el-miedo-a-garabatear
Perdiendo el miedo a garabatear.

Primera tarea: dibujar en cada post-it que tenéis sobre las mesas un par de garabatos de cada categoría. Disponéis de 5 minutos máximo. El tiempo se agota y la película debe estar lista. El resultado: los ingredientes necesarios para construir nuestra historia. Toda narrativa necesita  primero de contenidos que nutran la trama. Crearlos visualmente favorece la creatividad, facilita que fluyan mejor las ideas y si encima lo hacemos juntos y divirtiéndonos, pues mejor.

construyendo-nuestro-vocabulario-visual
Construyendo nuestro vocabulario visual.

Segunda tarea: coger cada uno algunos post-its de cada categoría y pegarlos en un papel pliego improvisado, que hace las veces de una bobina de celuloide, dividida en escenas. Toca ordenar los garabatos en secuencias con sentido. Varios post-its en cada escena irán componiendo lo que será nuestro guión.

construyendo-nuestro-guion
Diseñando nuestro guión.
varios-garabatos-componen-una-escena
Varios garabatos componen una escena.

Tercera tarea: recomponer entre todos la versión preliminar del guión. Toca observar cada uno cómo ha quedado el borrador de guión visual que hemos compuesto. Puede que falten emociones o los personajes estén en contextos imposibles. Todo cobrará sentido si recolocamos los garabatos de tal forma que el conjunto pueda convertirse en una película.

recomponiendo-nuestro-guion
Recomponiendo nuestro guión.

Cuarta y última tarea: Grabar nuestra película. Pero como no disponemos de tiempo, hay que crear el diálogo sobre la marcha. Improvisación al canto. ¿Quién se anima? Adelante. ¡Cámara! ¡Acción! Por turnos vamos creando la trama entre todos. 5 escenas, 5 guionistas improvisando.

Las narrativas visuales son un excelente recurso para componer no solo historias en clase de idiomas, sino también para recrear contenidos de cualquier área en entornos de aprendizaje gamificados y colaborativos. Facilita la memoria de los elementos que componen el tema que estés tratando en clase y la relación lógica o temporal que los une. La creación del guión final se puede realizar a través de un proceso de investigación en el que los alumnos irán explicando como si de una película se tratase lo aprendido durante su investigación.

De postre comparto con vosotros los mapas visuales que realicé durante las jornadas. El pensamiento visual puede ser una herramienta muy útil para resumir, estructurar y ordenar información compleja, no solo de apuntes o libros de lectura, sino también durante unas jornadas, una conferencia… Probadlo. Merece la pena. Te mantiene concentrado y te lo pasas muy bien mientras dibujas.

cibra-2016-1

cibra-2016-2
Descarga los mapas visuales en mayor calidad aquí.

Por cierto, no puedo acabar esta crónica sin agradecer a los Padres Carmelitas Descalzos de Toledo la cálida acogida que nos dieron en su hospedería. Una experiencia más en un fin de semana para recordar.

vista-de-toledo-desde-la-hospederia
Vista de Toledo desde la hospedería.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s